En lo que va del mes de mayo, los caudales afluentes al embalse de ITAIPU permanecen por debajo del promedio mensual histórico del periodo 1983-2021, por lo que no se podría hablar aún de una normalización en los caudales del río Paraná. Así lo indica un reporte de la Superintendencia de Operación de la hidroeléctrica, dependiente de la Dirección Técnica, teniendo en cuenta los pronósticos actualizados a corto y mediano plazo de los centros especializados en el estudio del tiempo y clima.

El informe refiere además que, actualmente, la cota del embalse de ITAIPU se encuentra en 220,08 metros sobre el nivel del mar (msnm); mientras que la cota agua abajo, medida en la confluencia con el río Iguazú (R-11) es de 97,7 metros. Igualmente, menciona que el menor valor registrado en R-11 fue de 89,96 metros al día 6 de julio de 2021, a las 8:00. En lo concerniente a las proyecciones para lo que resta del mes, se espera una descarga promedio en ITAIPU de 6.300 m3/s hasta fines de mayo.

En cuanto a la producción de energía, la Superintendencia de Operación señala que en lo que va del quinto mes del año se mantiene un promedio de 6.700 MW aproximadamente, de los cuales 76% fue utilizado por el Brasil y 24% por el Paraguay.

Vale recordar que en estos momentos la Unidad Generadora N° 2 (U02) de la central de ITAIPU se encuentra indisponible debido a mantenimiento preventivo trienal. Por lo que concierne a las demás unidades, todas están operativas.

Actualización tecnológica

En lo que respecta a la operación de la usina durante la ejecución de la Actualización Tecnológica, la Superintendencia de Operación informó que, de acuerdo con el cronograma previsto, se tendrá 1 unidad indisponible por vez durante la realización de los trabajos. Es decir, el procedimiento de actualización se aplicará a cada máquina según lo planificado, por parte, y en paralelo se seguirá con el calendario de mantenimientos periódicos.

Igualmente, en el corto plazo, durante la implementación de las tareas de actualización tecnológica planificadas, los técnicos de esta dependencia precisaron que no se espera ningún tipo de impacto en la producción de la central.

Hay que destacar que, a pesar de que la actualización tecnológica traerá consigo desafíos, la misma es necesaria debido a la creciente dificultad de encontrar piezas sobresalientes de equipos más antiguos y la necesidad de dotar a la hidroeléctrica de ITAIPU de equipamientos de última generación para mantener su alto nivel de desempeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.